Fauna - Serra do Courel

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Fauna

La sierra do O Courel ha sido y es una gran reserva faunística, a pesar de la desaparición de especies como el urogallo, el oso pardo y el ciervo común. Su fauna está intimamente asociada a la diversidad del paisaje y la vegetación, donde existen alrededor de 160 especies de vertebrados en aproximadamente unos 150 Km2.
Los animales se distribuyen por biotopos de los que se distingues los siguientes: las devesas, los bosques de melojos, los encinares, los pinares, el manto de brezos, retamas y piornos, los soutos, los prados, las orillas de los ríos, las rocas y las cumbres. En cada uno de estos paisajes se encuentran especies características, auque los límites entre ellas son muy flexibles.
Entre los mamíferos el lobo ocupa la cima de la pirámide ecológica, como gran depredador, con zorros, martas, ginetas y nútrias como especies inferiores entre los carnívoros cazadores. Entre los grandes fitófagos están los jabalís y los corzos. Hasta hace poco las águilas reales anidaban en O Courel, pero hoy en día es muy dudosa su reproducción y es raro verlas por los cielos de la sierra y los mismo ocurre con el búho real. Existen sin embargo otras especies de rapaces, como halcones, cernícalos, azores y gavilanes. Hay también cucos, perdices, mirlos, palomas silvestres, golondrinas y abubillas. La presencia de reptiles se ve favorecida por las áreas cálidas de tipo mediterráneo que acogen algunos ejemplares de cobras de agua, cobras lagarteras, víboras y diversas especies de lagartos. Entre los insectos hay ciertas variedades características de O Courel.
En cuanto a la fauna fluvial, destacan las truchas y las anguilas y entre los anfibios, la salamandra, el tritón ibérico, la rana patilarga, la rana roja y diversas especies de sapos. El la zona del Alto do Couto y Formigueiros, encuentran su habitat el 70% de las especies de mariposas de Galicia, de la que cabe destacar la Aricia mollonensis perigleri, endémica de la península ibérica.
Lejos en el tiempo queda la existencia del oso cavernícola, especie extinguida en el pleistoceno, de la que se encontraron restos en las cuevas de O Courel. Muy distintos fueron los osos que ocuparon las sierras gallegas hace 10.000 años, procedentes de otra línea evolutiva, en la que tendría su orígen biológico el oso pardo, mamífero que aún vivía en O Courel a principios del siglo XX. Es necesario mencionar que en los últimos tiempos, volvieron a verse las huellas de oso en la sierra, Seceda, Vieiros, Praducelo, etc., tratándose de animales procedentes de la zona de Ancares.
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal